Semana Internacional de los Pañales de Tela

Entre 19-25 de abril se celebra la Semana Internacional de los Pañales de Tela y es la perfecta ocasión para mencionar esta alternativa ecológica a los pañales desechables. Y es que esa simple elección que hacemos cada vez que cambiamos a nuestro hijo tiene un gran impacto en el mundo.

Cuando tenemos una hija, obviamente queremos lo mejor para ella y así comienza una búsqueda de los mejores productos para las bebés. De lo primero que vamos a usar sin duda, son los pañales, y queremos que se adapten bien a su cuerpo, que sean suaves y respetuosos con su piel, que seas absorbentes,… Pero pocas veces nos paramos a pensar si son respetuosos con el medio ambiente.
¿Sabías que un pañal desechable común se estima que tarda unos 500 años en degradarse? Es una pasada… Esto se debe a que sus compuestos principales son la celulosa y derivados del petróleo (polietileno, polipropileno, etc.), igual que pasa con las compresas y los tampones al uso.

Si, aproximadamente, durante el primer año de vida, una bebé gasta una media de 2.000 pañales y llegan a estar hasta 3 años utilizando pañal, los residuos no reciclables que causamos son muy elevados. Los desechables son residuos que tardarán siglos en descomponerse y se gastan cantidades enormes de recursos en el proceso de producción siendo materiales de un solo uso.
¿Qué podemos hacer como madres (y padres) para evitar esto y cuidar el planeta? Pues tenemos 3 opciones: criarlos sin pañales, usar pañales desechables ecológicos y reciclables o usar pañales reutilizables (normalmente de tela o lana).

Los pañales de tela son muy variados, tanto por sus sistemas de sujeción como en los materiales. Son transpirables e impermeables, son fáciles en el uso y muy bonitos. Han sido los predecesores de los pañales actuales, pero nada tienen que ver los pañales de tela que podemos encontrar hoy en día con los que usaban nuestras abuelas. Afortunadamente, los pañales de tela han evolucionado mucho, adaptándose más a la vida moderna, por eso cada vez más personas se animan a probarlos.

Hacer el paso hacia la tela puede ser una manera de empezar a responsabilizarnos por el futuro de nuestros peques y del planeta.
????????????